martes, 1 de septiembre de 2009

Cuevas d'Entrecuevas, el ex-presi informa.

Ah.ayádevos, amigos lo soterrañu!

Desde la última entrada en este blog he vuelto a realizar dos salidas a Entrecuevas, de cuyos resultados paso a dar cuenta:

30-8-2009 : Este domingo, aprovechando que no trabayaba, dediqué la mañana a pasar a limpio los datos de la topografía del día anterior y a escribir la última entrada de este blog. Después, por la tarde, tras echar una siestecita me fui de nuevo a la zona de Entrecuevas, y ya que en esta ocasión iba de día me dediqué a prospectar un poco por el exterior, localizando un nuevo abrigo sin continuidad (signado RS-33) y observando que los murciélagos entran y salen por una gatera impenetrable en el extremo sur del abrigo RS-26. Después de prospectar un poco, agobiado por la maleza y el calor, me interné en Entrecuevas II, dedicando el resto de la jornada a topografiar el nivel superior de las gateras de la zona de entrada y el gran abrigo RS-26. El resultado 83 m. nuevos de topografía, con los que las Cuevas d’Entrecuevas II alcanzan un desarrollo topografiado de 243 m., manteniéndose el desnivel invariable en 13 m. (+8/-5); lo explorado anda por los 300 m.

31-8-2009 : El lunes volví a realizar una salida nocturna y solitaria a la zona, siendo la cavidad elegida en esta ocasión Entrecuevas III, donde proseguí con la exploración y topografía. Primeramente instalé el p-5 que estaba pendiente de descender, pero una vez abajo pude comprobar que prácticamente no tenía continuidad más allá de unos pocos metros de meandro ascendente. Tras topografiar esta parte seguí con la topo del meandro principal, completándolo a excepción del piso superior. Se observó que una de las gateras impenetrables al final de esta galería tenía un notable tiro de aire expirante, por lo que comencé con la desobstrucción removiendo un par de pedrolos. Sin embargo, y aunque se observa continuidad evidente, necesitaré de la maza para “limar alguna aspereza” y poder colarme por el agujero de marras. Concluída la topo de este sector recogí los bártulos y volví para el coche. El resultado son 39 m. nuevos de topografía, con lo que la Rede d’Entrecuevas I y III alcanza un desarrollo topografiado de 309 m., manteniéndose invariable el desnivel en los 30 m. (-29/+1); lo explorado ronda los 350 m.

Una vez pasados los datos de estas topografías me encuentro con la sorpresa (más o menos esperada, eso sí) de que la gatera sopladora de Entrecuevas III está a tan sólo dos metros de distancia de Entrecuevas II (en una zona también de gateras casi colmatadas). La distancia probablemente sea algo mayor, ya que no me fío completamente de las lecturas del GPS para las coordenadas de las bocas de entrada, pero en cualquier caso ambas cavidades están muy próximas y existen muchas posibilidades de llegar a unirlas si se aborda la desobstrucción de la mencionada gatera sopladora, formando en este caso un sistema próximo a los 700 m. de desarrollo y aún con posibilidades de seguir creciendo.

Debajo van ambas topos; y también va alguna foto, que esta vez sí me acordé de llevar la cámara.

Las topos.



Panorámica del gran abrigo RS-26 (Entrecuevas II).



Caracoles concreccionados en la RS-23 (Entrecuevas III).



Especie de opilión muy común en la RS-23 (Entrecuevas III).



Las huellas de una desobstrucción. RS-18 (Entrecuevas III).



Y esto es todo, collacios (por el momento...)
Saludos troglobios, y casi que hasta guanófilos.