jueves, 6 de diciembre de 2007

Últimas salidas por la zona de Villa

- La penúltima semana de noviembre María y Nacho se acercaron hasta el Jou’l Colláu (la dolina situada al oeste de Jou Amieva) con la intención de revisar la cueva-sumidero de la que hablan los británicos del OUCC y que se sitúa en el fondo de este jou. Aunque la cueva había sido explorada a finales de los 70 por los ingleses (esta reseña se puede consultar en la página web www.oucc.org.uk/procs/proc07/villa_area.htm), Nacho y María se encontraron el sumidero colmatado por bloques y piedras, completamente impenetrable. No obstante exploraron otra cueva de escaso desarrollo situada a pocos metros de la anterior (curiosamente los de Oxford no mencionan esta segunda cueva). La cueva explorada por los británicos ha sido signada VI-5, y la explorada por Nacho y María como VI-6; a partir de ahora y para evitar confusiones propongo aludir a la primera como “Sumidoriu del Jou’l Colláu” y a la segunda como “Cueva del Jou’l Colláu”.
- El domingo 2 de diciembre nos encaminamos a Villa el grupo formado por Saúl, Juan, María, Nacho y Pablo con la intención de explorar la Torca La Valleyona localizada unas semanas antes por Irene y Pablo. La torca consta de un pozo de 14 m., una rampa, otro pozo de 8 m., y un último resalte de 2 m. que nos dejan en una pequeña sala. En el punto más bajo de esta sala un paso estrecho nos condujo a un piso inferior donde intentamos sin éxito desobstruir un pozo estrecho. Topografiamos la torca con los siguientes resultados: Desarrollo 55 m.; Desnivel -35 m. Dentro de unos días colgaremos en el blog la reseña completa de la torca, con topo y fotos.
- El martes 4 de diciembre Nacho y Pablo nos fuimos a Villa con el propósito de desobstruir la entrada del Sumidoriu del Jou’l Colláu, y tras media hora de remover piedras conseguimos abrirnos paso hasta el interior de la cavidad, cuya configuración corresponde, punto por punto, a la descripción que hacen los ingleses: primero una amplia galería descendente que tiene su continuidad en una gatera tras la que encontramos un destrepe de 4 m. seguido de dos pozos consecutivos de 6 y 5 m. que nos depositan en una sala pequeña con una corta galería lateral, un sumidero impenetrable y aparentemente ninguna continuidad. Tras examinar el exiguo sumidero decidimos abordar la desobstrucción del mismo, y tras quince minutos de mover piedras nos abrimos paso a través de una gatera muy selectiva. Superada la gatera llegamos a otra galería descendente de dimensiones más amplias y que finaliza en un sumidero entre acúmulos de arcilla, punto en el que aparece un modesto regato y que marca el final de la cueva. Aparentemente no hay ninguna conexión entre esta cavidad y la muy cercana Cueva del Jou’l Colláu; tampoco con la Cueva Juamieva.