martes, 14 de julio de 2009

Torcu de Martín de Barru (RS-30) y Torcu RS-21

TORCU DE MARTÍN DE BARRU (RS-30)

Picu los Resquilones, Llanes, Asturias.
Sociedad Espeleológica y Barranquista ESCAR.

Desarrollo: 79 m.
Desnivel: -18 m.
Coordenadas: 30T X: 352155 Y: 4806063 Z: 451m. (Datum WGS84)

Localización: La boca se localiza en la ladera sur del Picu los Resquilones, algo elevada sobre el camino que desde las cabañas y cuadras de los Navariegos conduce al collado entre los Resquilones y los Cabriteros; concretamente se sitúa en la vertical de la más oriental e inferior de las cabañas de los Navariegos, en ruinas. La boca de la sima es difícilmente localizable ya que ha sido tapada con rocas por los pastores de la zona y se sitúa en una zona de lapiaz y matorral de árgoma. Está marcada sobre el terreno con pintura roja “RS-30”.
Geología: Calizas oscuras laminadas (Formación Barcaliente) del Carbonífero Superior (Namuriense). Esta pequeña torca se forma claramente a favor de una diaclasa con dirección norte-sur, perpendicular a los estratos y con un buzamiento, como estos, completamente vertical.
Descripción: La boca, pequeña, da acceso a una diaclasa amplia formando un pozo de 8 m. Esta diaclasa, a modo de meandro, es de dimensiones constantes y relativamente cómodas, progresando tanto hacia el sur como hacia el norte. Hacia el sur bajamos en pronunciada rampa que nos conduce a un resalte de 3 m. (cota -14 m.); más allá comienza a ascender cerrando casi de inmediato. Hacia el norte la diaclasa discurre en ascenso para al poco llegar a un resalte descendente de 3 m. Desde aquí veremos que podemos continuar tanto por el fondo de la diaclasa, como por un nivel más elevado efectuando una trepada en oposición. Continuando por la parte inferior encontramos una rampa en descenso que nos conduce a un estrechísimo p-6 fácil de bajar pero de difícil ascenso, cuya base marca la mayor profundidad de la torca (-18 m.). Si efectuamos la trepada, y tras salvar en oposición un pozo de 6 m. sobre el conducto inferior, alcanzamos una pequeña ventana o paso estrecho. Traspuesta la ventana descendemos nuevamente en oposición 3 m. hasta alcanzar otro nivel con suelo subhorizontal en el que se localizan otros dos pozos muy estrechos de 3 y 5 m. En la zona de entrada encontramos, como siempre, numerosos restos de animales y algún nido de graya. Escepto el pozo de entrada todos los demás pozos y resaltes son destrepables en oposición.
Historia: La torca es conocida tradicionalmente por los ganaderos de la zona (quienes nos indicaron su existencia) que han tapado su pequeña boca con algunos bloques de roca para evitar la caída de los animales como ya había sucedido en alguna ocasión. Como es habitual en esta zona de El Mazucu, en el interior de la torca hemos encontrado restos de la Guerra Civil, concretamente un obús ya explosionado.
Han participado en los trabajos: La cavidad fue localizada el 24 de marzo de 2009 durante un pateo de prospección efectuado por parte de M. Herrera, I. Montero y P. Solares. Los dos últimos al día siguiente desobstruyen la entrada, exploran y topografían la cavidad, y por último vuelven a tapar la boca. El dibujo de la topo y el texto de esta reseña corresponden P. Solares.



TORCA RS-21
Picu los Resquilones, Llanes, Asturias.
Sociedad Espeleológica y Barranquista ESCAR.

Desnivel: -10 m.
Coordenadas: 30T X: 351818 Y: 4806136 Z: 584 m. (Datum WGS84)

Localización: La boca se localiza en la ladera sur del Picu los Resquilones, unos 30 m. por debajo de la conocida Torca los Resquilones y a mitad de ladera entre ésta y las cabañas de los Navariegos.
Geología: Calizas oscuras laminadas (Formación Barcaliente) del Carbonífero Superior (Namuriense). Esta pequeña torca se forma a favor de la intersección entre un plano de estratificación y una diaclasa (rumbo norte-sur) perpendicular al mismo, ambos con buzamiento completamente vertical. La influencia de esta diaclasa se extiende a otra pequeña torca destrepable y de mínimo desarrollo (la RS-22, cuya boca se abre quince metros más abajo), y también a la Torca los Resquilones (RS-1, aprox. -75 m.), hallándose las tres simas próximas y alineadas.
Descripción: Se trata de un pequeño pozo de 10 m. sin continuidad, que posee un divertículo lateral a modo de pequeña ventana. En sus paredes encontramos los típicos nidos de graya, y numerosos restos óseos en su fondo.
Historia: La torca ya había sido explorada previamente por L’Esperteyu Espeleo-Club (comunicación personal de Javier Sta.Eugenia)
Han participado en los trabajos: La cavidad fue localizada por P. Solares el 19 de marzo de 2009 siguiendo las indicaciones de J. Sta. Eugenia (L’Esperteyu). El día 23 fue descendida por J.C. Riobello y P. Solares. El dibujo del croquis y el texto de esta reseña corresponden a este último.