miércoles, 30 de abril de 2014

Del Mazu a La Verde, y tiro porque me toca...

Ah.ayádevos, cueveros!

Nueva crónica de las últimas salidas a nuestra zona de trabajo en estas semanas:

El día 24 Victoria y un servidor realizamos una nueva salida a la Cueva'l Mazu, con idea de rematar la topo del Pasu la Nocilla y desequipar todas las instalaciones de cuerda que ya no eran necesarias y que teníamos repartidas por diversas partes de la cueva. Así pues entramos directamente hasta el Primer By-pass en la Galería del Ríu y subimos desequipando hasta la Sala Escondida, donde comimos. Después topografiamos los escasos metros que faltaban en el Pasu la Nocilla y recogimos el material de desobstrucción que allí teníamos. Tras esto regresamos por la Galería Pisada, desinstalando los pasamanos de ambos extremos, y después nos dirigimos a la Sala 29 de Enero para desinstalar también el pasamanos de acceso al tramo inferior del Arroyo Rojo.
Concluidas todas estas labores, y con las sacas bien cargadas de material, emprendimos el regreso que, como es de comprender, nos tomamos con calma. Llegamos a los coches cansados, pero ¡por fin teníamos material disponible para continuar con la exploración de la Torca'l Prau la Verde!

Así, el día 28 nos dirigimos a la Torca'l Prau la Verde el grupo formado por Gonzalo, Río, Carlos, Darío y el menda, con idea de continuar la exploración allí donde la habíamos dejado y ver si era superable o no la cascada que habíamos oído desde la Ruxidera en la anterior visita. Además, y animados por el resultado de la anterior prueba en la Cueva de la Mina la Verde, teníamos intención de grabar en vídeo el recorrido por las galerías y pozos de la torca.
Ya en la cavidad, se explora la continuidad de la Sala MGR, que conduce a un pozo estrecho que no descendimos, y se modifica la instalación del primer tramo del Pogozo, cuya topo se revisa (en la anterior ocasión el disto nos había dado problemas), lo que amplía su profundidad a los 48 m. Más adelante, superada la Galería Deltoya, se equipan con cuerda los dos resaltes (R4 y R3) del meandro previo a la gatera donde teníamos la punta de exploración; junto al primero de estos resaltes se topografía un P5 paralelo en el meandro. Una vez en la Ruxidera (la punta de exploración) el bramido de la cascada del otro lado era igual de intenso que en la anterior visita. Fue necesario realizar una breve desobstrucción sobre el falso suelo estalagmítico de la gatera para superar el paso, que amplió de inmediato sus dimensiones en una galería que tras un resalte descendente nos deja en otra galería con un curso activo, el cual se desploma por un P10 de sección modesta, formando la cascada que llevábamos rato escuchando. La Galería del Ríu es cómoda, y se puede remontar por unas decenas de metros hasta una amplia poza, que no nos quedó claro si sifonaba por completo. Regresando a la cascada, por encima de ella hay paso hacia otra galería paralela, que comunica con un segundo curso de agua de menor caudal y que a su inicio presenta un pozo estrecho (P5+P7) que es paralelo al de la cascada y que nos deposita aguas abajo de esta en un meandro estrecho. Este meandro progresa por una decena de metros hasta una estrechez que tampoco nos quedó claro si sifonaba por completo. Habiendo cerrado la exploración aguas abajo se explora el segundo curso de aguas, que se remonta hasta otra galería meandriforme, sin solución de continuidad aún habiendo escalado una pequeña cascada.
Habiendo grabado en vídeo todo el recorrido, y una vez completada la topografía de todo este nuevo sector, decidimos que de momento podemos darlo por concluido y que habrá que regresar en condiciones de estiaje al final del verano (y con neopreno). Así pues, salimos desinstalando hasta la base del Pogozo. Sin embargo, antes de salir todavía se explora el tramo ascendente de la Galería Deltoya, superando la escalada que nos detuvo en la anterior ocasión, que da acceso a otra galería, la Galería del Acné, que finalmente cierra tras unas decenas de metros. Sin topografiar esta última galería, emprendemos la salida animados por los descubrimientos de la jornada.

Una vez pasados a limpio los datos de la topo, el desarrollo de la cavidad queda en 396 m. (lo explorado ronda los 600 m.), y el desnivel en -118 m.
Aún a pesar de haber cerrado la vía principal -y más profunda- de la torca, siguen siendo muchas las posibilidad de ir uniendo las distintas cavidades de la zona, que cada vez se encuentran más próximas entre sí.
Seguiremos informando...

Adjuntamos debajo la topo, tal y como se encuentra a día de hoy, y un pequeño avance de nuestras grabaciones en la cueva, vídeo que abarca el pozo de entrada, la Sala MGR y el Pogozo.

Saludos soterraños!




video

No hay comentarios: