miércoles, 4 de febrero de 2009

Mas novedades del Mazu y alrededores

Saludos soterraños,
Paso a comentaros algunas novedades de la zona de trabajo:

En la Cueva'l Mazu la topografía ha aumentado un poquito, va ya por los 815 m. de desarrollo, con un desnivel máximo de -52'5 m. de profundidad; el nuevo tramo topografiado corresponde al río principal, como podéis comprobar en las topos adjuntas.




Por otra parte ha aumentado considerablemente lo explorado en la cavidad. En la zona del río principal se ha explorado un buen tramo aguas arriba por una galería de modestas dimensiones. Esta galería presenta numerosos tubos ascendentes a la derecha, que conducen a una especie de galería desfondada superior que discurre paralela y es de difícil progresión. Cómo no, toda esta zona tiene también mogollón de arcilla. La exploración en el río se detuvo ante un sifón, buscando infructuosamente un by-pass a través de los conductos barrosos superiores. No obstante, parece que pudiéramos superar el sifón con caudales más bajos, o incluso que se tratase de un mínimo duck, ya que no nos metimos al agua.
Sin embargo probablemente lo más interesante de lo explorado en las últimas semanas se sitúa en la zona de la Sala de la Charca, cuyo extremo norte está formado por un enorme caos de bloques y algunas salas adyacentes. Es en este caos donde hemos alcanzado un pequeño activo que parece ser la cabecera del río rojo, ya que también éste tiñe su cauce de este curioso color. Avanzando por pasos incómodos entre los bloques, y descendiendo con el cauce un tramo para perderlo después en mitad del caos de bloques, acabamos saliendo a una sala-galería de dimensiones ya amplias, con el típico tubo descendente en barro que acaba en un pozo. En la cabecera de este pozo se oye claramente un río, aparentemente el principal. Aquí nos dimos la vuelta, y aquí queda de momento la punta de exploración. A falta de topografía y de descender este pozo, parece muy probable que hayamos alcanzado un paso por encima del bautizado Caos Cochinonte, donde hasta ahora finalizaba el río aguas abajo.

Por otra parte en la última salida pudimos comprobar in situ lo que ya suponíamos: que la cavidad entra en carga rápidamente en caso de lluvias intensas, y que corremos el riesgo de que el laminador de La Bufona se cubra de agua completamente, impidiendo la salida de la cavidad. Así, el lunes día 2 cuando entramos a la cavidad el p-19 estaba seco completamente; cuatro horas después caía el agua suficiente como para que de la Bufona saliéramos pingando.

También en exterior se han continuado los trabajos de prospección, concretamente en la base de la ladera entre el Mazu y Entrecuevas, y también en los alrededores de esta última zona. Los resultados han sido positivos, encontrando varias bocas con posibilidades, que esperan a una próxima visita para su exploración. Las expectativas para todo este área de los Resquilones siguen siendo muy altas.

En los últimos trabajos han participado Río, Nacho, María, Lolo y un servidor.
Saludos troglomórficos.

2 comentarios:

Nacho dijo...

Que guapo, ver que toda la arcilla pegada al mono vale pa algo. A seguir que aun os queda mucho...

Lolo dijo...

Que ganas de volver!!!
Este fin de semana espero poder escaparme aunque sea un dia, y sino la semana que viene la tengo de vacaciones creo que podre ir casi todos los dias.
Un abrazo!