sábado, 13 de febrero de 2016

Últimas exploraciones en la Cueva la Vallina


Ah.ayádevos, cueveros!
Este año comenzamos fuerte en la zona de trabajo de Llanes. Tras la salida realizada a la Cueva la Vallina el 2 de enero en plan espeleoturismo, hemos regresado en otras cuatro ocasiones a la cavidad desarrollando trabajos de exploración y topografía que pasamos a resumir:

28 de enero (Gonzalo, Victoria, y Pablo).
Nada más entrar en la cueva topografiamos un ramalillo pendiente en la sala de entrada. Después, ya en la Galería Principal, se topografía otro ramal descendente que faltaba, y sobre él, un piso superior que se gana con una corta trepada. Ambos conductos figuraban como incógnitas en la topo, aunque los habíamos explorado ya durante la anterior salida, siendo de escaso desarrollo.


Tras esto seguimos hasta la Conexión Sur, donde continuamos con las labores de topografía en el laberinto de gateras barrosas que se sitúa hacia el sur y por encima de la Galería del Ríu, sector que bautizamos como Red del Reptilgusano. Desde este laberinto se consigue superar una estrechez ascendente que conduce a una sala que creemos nueva, pero que a la postre ya había sido explorada previamente por Pablo y Julio en una salida en 2013; queda bautizada como “Sala de espaldas te baldas”. Se topografía el eje principal de esta sala mediana y se exploran varios conductos que parten de ella, dejando algunas incógnitas. Tras ello emprendemos el regreso, concluyendo la jornada (como de costumbre) con una cerveza en el bar de Porrúa.
Con lo topografiado en esta ocasión el desarrollo supera ya los 2 km, aunque por los pelos: 2001 m. El desnivel se mantiene en los 47 m.



3 de febrero (Río, Victoria, y Pablo).
Entramos directos hasta el nivel inferior de la Sala los Peines, topografiando desde allí la Conexión de la H.ilandera hasta la Galería del Ríu. Mientras Victoria y Pablo topografían, Río va explorando los ramales laterales, descubriendo que uno de ellos comunica con la Sala l’Arenal debajo de la estalagmitona; quedan pendientes de topografía. Tras llegar a la Galería del Ríu subimos hasta la Sala “de espaldas te baldas”, topografiando en esta todos los ramales que se dirigen hacia el sur, que forman un pequeño laberinto de conductos estrechos. Además Río explora el resto de ramales que parten de la sala, descubriendo que uno conecta con los laminadores barrosos tras el Gran Bloque, y por tanto con la Galería Principal: se trata de una nueva conexión (la cuarta) entre la Galería Principal y la Galería del Ríu, y queda bautizada como Conexión “Patatal total”. Comemos en la sala y después descendemos hasta el río, donde topografiamos aún algunos ramales de la Red del Reptilgusano antes de emprender el regreso. Culminamos la jornada en el bar de la bolera de Porrúa.
Con lo topografiado en esta ocasión el desarrollo alcanza los 2127 m, sin variar el desnivel.



4 de febrero (Kiko, Íñigo, Ernesto, Río, Zaida y Pablo).
En esta nueva salida íbamos con diversos objetivos: por un lado continuar con la topo, y por otro abordar una escalada en la Sala del Belén.
Nada más entrar se decide instalar, ya que llevamos taladro, el pocete que está en la zona inicial de la Galería Principal, ya descendido "a güevu" en 2012. Mientras Río, Íñigo y Ernesto se ocupan del pozo y de revisar la salita inferior, los restantes topografiamos un par de gateras pendientes por aquella zona, una de ellas sumamente estrecha y que sólo Zaida consigue superar.
Después de esto nos internamos en la cueva. Un equipo se queda en la Sala del Belén y el otro prosigue hacia la Conexión de la H.ilandera, a topografiar.
El primer grupo (Ernesto, Río e Íñigo) no pueden abordar la escalada porque el taladro está sin batería. Tratan de alcanzar la ventana por una rampa lateral, y tras una breve desobstrucción de una gatera en esta rampa consiguen alcanzar la ventana, que es sólo un balcón sin continuidad. Otra gatera inferior en la rampa da acceso a otra ventana sobre la Sala del Belén, conectando también con los laminadores barrosos detrás del Gran Bloque. Después revisan la parte superior de este tramo de la Galería Principal, arrampado y muy resbaladizo.
El segundo grupo (Kiko, Zaida y Pablo) topografía los ramales a la izquierda de la Conexión de la H.ilandera. El primero, tras una desobstrucción fácil, acaba comunicando con la bloquera de la parte alta de la Sala l'Arenal, al inicio del Meandro del Guano. Se comienza después con los otros dos ramales, que Río había explorado en la anterior salida hasta la Sala l’Arenal. Estando allí, aparecen los del primer grupo. Quedamos en un punto de la Red Reptilgusano para comer; mientras unos terminan la topo de esos ramales, los otros portearán todas las sacas hasta el lugar donde comeremos.




Tras esto el segundo grupo continua con la topo, y una vez en la Sala l’Arenal deciden ir hasta el punto convenido para comer por la Galería Principal y la Conexión Sur, y no por la H.ilandera. Cuando llegan al punto convenido no están los del primer grupo, ni tampoco las sacas con el papeo. Estos ya habían comido y como no llegaba el resto se dirigen nuevamente a la Conexión de la H.ilandera con todas las sacas, pensando que habría alguna confusión con el lugar donde habíamos quedado. Como en la H.ilandera tampoco están salen con todas las sacas hasta la Sala del Belén.
En fin, después de jugar al ratón y al gato por la cueva un buen rato, finalmente nos encontramos. En el ínterin los del segundo grupo habían topografiado también algún otro conducto en la Red Reptilgusano.
Una vez todos juntos (y las sacas) en la Sala del Belén, comen los que faltaban, echamos unas risas y emprendemos el regreso.
Ya una vez fuera de la cueva nos dirigimos al covacho MA-05 para retirar unas chapas que teníamos allí desde que iniciamos su desobstrucción en 2012. Como vemos que la surgencia MA-04 (por las que salen al exterior las aguas de la cueva) estaba seca y el sifón vacío, se revisa esta pequeña cavidad hasta la estrechez donde se sitúa la punta de topo, concluyendo que la desobstrucción es factible si sigue sin llover. 
Concluimos la jornada, cómo no, en el bar de la bolera de Porrúa. Con lo topografiado en esta ocasión el desarrollo alcanza los 2303 m.

11 de febrero (Gonzalo, Victoria, Río, Zaida y Pablo).
De nuevo a la Vallina, con el objetivo de terminar con todos los ramales de la Galería Principal; ha llovido bastante, por lo que hemos descartado la idea de desobstruir la surgencia MA-04. Primero topografiamos una serie de gateras por debajo del Gran Bloque y en la Sala del Belén, de escaso desarrollo. Se topografía también un ramalillo en la parte baja de la galería, sin continuidad, y las gateras en la rampa que conducen a ventanas sobre la Sala del Belén, exploradas en la anterior salida. Se prosigue después hasta el final de la Galería Principal, donde se explora y topografía otro ramalillo a modo de laminador descendente, sin solución de continuidad. Y aún proseguimos hasta la Sala los Peines, donde revisamos sin resultado algunas incógnitas.



Finalmente revisamos la salita al otro lado de la desobstrucción efectuada en el 2012, donde faltaban unas tiradas de topo. Se revisa una estrechez que parece ofrecer continuidad, y tras realizar una fácil desobstrucción conseguimos colarnos del otro lado del agujero, dando acceso a un conducto barroso que se dirige hacia el este-noreste y que tiene tiro de aire. El conducto (bautizado "All-orín") por su extremo acaba cerrando, aunque localizamos algunas gateras ascendentes ventiladas muy estrechas. Topografiamos toda esta zona, y ya a la salida, encontramos un paso ascendente penetrable e intensamente ventilado; sin embargo lo resbaladizo de la rampa nos impide alcanzarlo, por lo que habrá que regresar con material adecuado (piolets, o algo asemeyao...).



Damos por finalizada la jornada, saliendo de cavidad y parando como de costumbre en Porrúa a tomar una. Con lo topografiado en esta ocasión el desarrollo alcanza los 2429 m. Además la zona descubierta tras la desobstrucción del 2012 ofrece muy buenas expectativas de cara a futuras exploraciones: tanto la corriente de aire, como el hecho de que este conducto se aleja de todo lo conocido previamente en la cueva, nos hace ser optimistas.



Las fotos son de Victoria y Zaida Álvarez Vena. Abajo el estado actual de la topo, que poco a poco va reflejando lo extremadamente laberíntico de esta cavidad.

Continuaremos informando. Saludos soterraños!



3 comentarios:

adristur dijo...

Hola buenas, buen reportaje Pablo la cueva qie esta en Porrua?es impresionante y muy larga,soy de andrin y estamos descubriendo una cueva que no está investigada si quieres te paso mi teléfono y te la enseño desde luego que os sorprenderá!!!

Pablo Solares Villar dijo...

Buenas, adristur,
En la zona de Andrín estuvimos explorando la Sociedad de Espeleología Hades (yo pertenecía entonces a ese club) entre los años 1990-2002. Exploramos casi un centenar de cavidades (algunas de ellas destruidas con la obra de la autovía), con más de 14 km de galerías topografiados en todo el valle de Miyares, y en su día dimos por completamente concluidas las exploraciones en la zona. La verdad es que mucho me sorprendería que hubieséis encontrada algo que no estuviera ya documentado, pero todo puede ser... esto de la espeleo es así.
Te paso mi correo: psolaresvillar@yahoo.es, y si me mandas las coordenadas de la cueva, o alguna foto de la boca o algo así, ya te comento.
Y sí, la Vallina es la de Porrúa.
Saludos!

yimmy dijo...

Hola, estoy intentando conectar con el club para federarme con vosotros. Email: reparafco@hotmail.com