martes, 7 de diciembre de 2010

Desobstruyendo...

Ah.ayádevos, cueveros,
Ya hace unos meses reseñamos en este blog una nueva cavidad de La Llera signada como LLR-15. Comentábamos entonces que existía en esta cueva una gatera impenetrable pero que tenía posibilidades de desobstrucción, ya que se apreciaba una leve corriente de aire y se veía claramente que el conducto ensanchaba del otro lado.
El domingo, día 5, me acerqué de nuevo a la LLR-15 con intención de abordar esta desobstrucción. Mencionar que nada más entrar en la cueva me topé con un zorro, que huyó nervioso de la luz. Para la desobstrucción llevaba sólo medios mecánicos (taladro, maza y cortafríos) y dado que agoté pronto la batería y que no llevé la de respuesto, tuve que proseguir a maza y cincel. Tras más de tres horas de dura labor, y después de tres intentos infructuosos, a la cuarta conseguí colarme con esfuerzo por la estrechez.
Del otro lado el conducto aumentaba sus dimensiones, desembocando al poco en una sala de medianas dimensiones y bellamente adornada por concrecciones, donde me encontré de nuevo con el raposo, que ahora estaba acorralado y dada vueltas sobre sí mismo, mirándome desconfiado. A esta primera sala siguieron una segunda y una tercera, de tamaño semejante y con todo tipo de formaciones estalagmíticas, y con el suelo totalmente virgen. En el extremo de la tercera sala hay una continuación evidente en una especie de pequeño meandro, pero se hace necesario derribar una columna que atraviesa el paso por la mitad de su sección.
Llegado a este punto deshice mis pasos, me despedí del raposu que seguía en el mismo sitio, y me enfrenté de nuevo con la estrechez recién desobstruida. Lo cierto es que a la vuelta me costó mucho más atravesar el paso, pero mucho más...
En conclusión, la cueva continúa, está completamente virgen, y además las nuevas galerías se desarrollan por completo sobre la Galería del Río de la Cueva'l Pradón, por lo que no descartamos llegar a unir la LLR-15 a este importante sistema. No obstante se hace necesario completar la desobstrucción del paso, actualmente de talla XXS...
Por extraño que pueda parecer, el karst de La Llera sigue deparando sorpresas espeleológicas.
Saludos soterraños.

- Antes -


- Después -


2 comentarios:

Octavio dijo...

Oye, nosotros tenemos también algún sitio pendiente donde pegar martillazos (por si te supo a poco :P

Pablo Solares Villar dijo...

Ja,ja, sitios de esos no faltan, eh? Un abrazo, Octavio