jueves, 4 de noviembre de 2010

Últimas actividades en la Peñe Llabres

Ah.ayádevos cueveros,
Paso a comentar los últimos trabajos desarrollados en el karst de la Peñe Llabres:

El día 17 de octubre Teca y Rafa, compañeros del G.E. Gorfolí, vuelven a bucear en la Cueva l'Arquera o las Inxanas, con la colaboración en exterior de Enol y Gonzalo. En esta ocasión se encuentran con la boca sifonada y echando agua. Superan el sifón temporal de la entrada y el S2 (cuya topo completan), y aunque la intención era llegar hasta el S3 para volver a tentar su buceo, el alto nivel del agua les complica llegar con todo el equipo hasta allí, razón por la que se continúa con la topografía de las galerías aéreas entre los dos sifones, cuyo desarrollo anda ya por los 300 m. Después, obligada comida en "El Sucón", en la que participamos también unos cuantos espeleos de varios clubes que no habíamos ido a la cueva.

La siguiente semana se acercan desde Burgos los compañeros Carla, Álvaro y Ángel, del G.E. Niphargus, con la intención de proseguir con las labores de exploración en la Cueva la Zurra, aunque finalmente Ángel no entra a cavidad. Carla y Álvaro completan la instalación del segundo pozo (donde teníamos la punta) y prosiguen a partir de este punto: el pozo les deja en una galería cómoda con un curso de agua que surge de un sifón y se pierde por una incómoda gatera. Así mismo exploran una segunda gatera también con agua, y que de momento tira, constituyendo la punta más alejada de la boca.

La última salida hasta el momento la realizamos este martes día 2 los escariegos Darío, Gonzalo, María, Nacho y el que suscribe, con el planteamiento inicial de hacer dos equipos, uno de los cuales continuaría con la exploración a partir del punto alcanzado por Carla y Álvaro, y el otro proseguiría con las labores de topo. Sin embargo los niveles de agua en la cueva están bastante altos, y nos encontramos sifonado el paso estrecho antes del primer laminador, con lo que nuestros planes se ven truncados. Al final un grupo explora (mojadura incluída) el riachuelo aguas abajo del primer pozo, que ofrece escasa continuación y que acaba sumiéndose por completo en una estrecha grieta, además de alguna otra incognita sin continuación, mientras el otro grupo topografía los ramales de la base del mencionado pozo hasta donde es necesario mojarse, llevando la topo hasta los 655 m. Tras salir de la cueva dimos fin a la jornada tomando la habitual y merecida cerveza en el Altu Caxiga.

Los trabajos en el karst no se detienen, y como véis vamos pasín a pasín pero sin descanso, y lo que es aún más importante, en colaboración con compañeros espeleólogos de otros clubes que dan puxu a la campaña.
Debajo van algunas fotos de la salida a las Inxanas, cortesía de Rafa Bernardo (G.E.Gorfolí).
Saludos soterraños,