domingo, 5 de septiembre de 2010

La Cueva la Zurra

Ah.ayádevos, cueveros!
En los últimos días se han continuado con las labores de exploración y topo en la Cueva la Zurra de Rusecu, en la zona de la Peñe Llabres.
El día 31 nos marchamos para la cueva Nacho y el que suscribe. El principal objetivo era llegar hasta el pozo donde nos habíamos detenimos Carla y yo en la anterior salida, y equiparlo y descenderlo; de paso pretendía mostrar lo principal de la cueva a Nacho, que no la conocía, y proseguir con las labores de topo. Así pues, visitamos las principales galerías y después nos dirigimos hacia la gatera (puñetera gatera, cabe decir) y el primer pozo ya equipado; la punta de topo estaba un poco más atrás. Nacho completa la instalación del pozo doblando la cabecera del pasamanos de acceso e instalando un desviador para evitar el agua con mayor comodidad, mientras yo tiro con la topo hasta la gatera (puñetera) y la cabecera del pozo. Una vez abajo, continuamos con la topo por otro centenar de metros muy arrastrados de gateras y laminadores. Y después, dejando ya de lado la topo, progresamos hasta la punta de exploración. Nacho instala el pozo y comienza el descenso, ¡pero la cuerda no nos llega abajo! Debido a lo estrecho y arrastrado habíamos llevado el material justo, y aunque el pozo no es grande (unos 20 m.) el caso es que no llegamos abajo. No obstante se trata de un desfonde a favor de una fractura amplia, muy distinto de las estrecheces prededentes. Por el fondo Nacho ve claramente un curso de agua que se sume en un sifón; sin embargo parece que no hay continuidad más que a través de una escalada del otro lado... Con la miel en los labios nos damos la vuelta, dejando las verticales instaladas y saliendo de la cueva ya de noche tapecíu...
Dos días después volví yo solo por la tarde a continuar con la topo, abordando en este caso ramales pendientes cerca de la zona de entrada, levantando otros 90 metros de pequeños conductos y además descubriendo un paso estrecho que comunica dos zonas de la cueva conocidas previamente.
La topo de la Zurra abarca ya 429 m. de desarrollo, y lo explorado anda por el kilómetro, quedando pendientes numerosas incógnitas que creemos puedan depararnos más de una sorpresa. Además es de destacar que la cueva cuenta con varios cursos de agua independientes entre sí.
Seguiremos informando. ¡Saludos soterraños!