jueves, 25 de febrero de 2010

LLR-8, Nueva aportación al catálogo de La Llera

Ah.ayádevos, cueveros,
Desde que vivo en Barru no dejo de darle vueltas a las posibilidades que aún alberga el pequeño macizo de La Llera en el plano espeleológico, que creo aún habrá de darnos alguna sorpresa; buena muestra de ello fue la unión del sistema Pradón - H.onfría hace poco más de un año.
A lo largo de la primavera de 2009 y en varios paseos por la zona, he ido localizando algunas pequeñas cavidades inéditas, o de las que al menos no he encontrado referencias en la bibliografía que he consultado.
Todas ellas son cavidades de escaso desarrollo, cuando no meros abrigos.
Hoy me he decidido a topografíar una de estas cavidades al salir de trabajar, cueva que he signado como LLR-8 y cuya reseña y topo se presentan más abajo.

[Nota: Estas nuevas cavidades descubiertas están siendo signadas bajo las siglas LLR para distinguirlas de las exploradas con anterioridad signadas con las siglas LL; ha motivado este cambio de signatura el que las últimas cavidades exploradas en los años 90 en el macizo no fueran publicadas, desconociendo pues cuál fue la última cavidad signada]

CUEVA LLR-8
Localización: Siguiendo la carretera de Valmori a Barru (Llanes), y en su punto más alto, tomamos una pista ascendente a la izquierda (la senda costera del oriente) por la que seguiremos durante doscientos metros. Donde esta pista comienza a descender tomamos un ramal a la izquierda, y tras otro centenar de metros un sendero de nuevo por la izquierda que nos conduce de inmediato a una pequeña dolina, en la cual se ubica la cueva.
Descripción: La boca da acceso a una sala de pequeñas dimensiones en cuyo fondo un paso estrecho entre concrección nos conduce a una galería interior de techo más elevado, de dimensiones modestas pero cómodas. A los pocos metros nos encontramos una estrechez enmarcada por concrecciones, tras la cual la galería continúa con la misma tónica por unos metros, para estrecharse después en una gatera que continúa otros pocos metros hasta finalizar. A lo largo de toda la cueva nos encontramos grandes concrecciones (columnas y estalactitas) muy antiguas a juzgar por el grado de descalcificación que presentan. Es de señalar también a lo largo de la cavidad encontramos distintos restos de conchero (lapas, bígaros, oricios, berberechos...), muy deteriorados por la erosión de las escasas aguas que capta la dolina de acceso.
Es de señalar que aunque no hemos encontrado rastro de esta cavidad en la bibliografía consultada, la cueva había sido topografiada previamente pues se conservan las marcas de pintura de las estaciones topográficas (de hecho usamos las mismas estaciones para nuestra topo). Dado el tipo de marcas, suponemos que la cavidad fue topografiada durante las últimas campañas del CADE en la zona, tras terminar el trabajo efectuado para la construcción de la Autovía del Cantábrico.
Desarrollo: 26 m. Desnivel: -5 m.
Geología: Calizas oscuras laminadas (Fm. Barcaliente) del Carbonífero superior (Namuriense). La cueva parece ser un nivel fósil claramente relacionado con el Sistema Pradón - H.onfría, sobre cuyas galerías se desarrolla esta modesta cueva.
Biología: La cueva alberga una nutrida colonia de arañas de la especie Tegenaria inermis, así como numerosos dípteros de los que aquellas parecen alimentarse. También hemos observado caracoles de la especie Elona quimperiana y un murciélago del género Rinolophus.