miércoles, 30 de abril de 2014

Del Mazu a La Verde, y tiro porque me toca...

Ah.ayádevos, cueveros!

Nueva crónica de las últimas salidas a nuestra zona de trabajo en estas semanas:

El día 24 Victoria y un servidor realizamos una nueva salida a la Cueva'l Mazu, con idea de rematar la topo del Pasu la Nocilla y desequipar todas las instalaciones de cuerda que ya no eran necesarias y que teníamos repartidas por diversas partes de la cueva. Así pues entramos directamente hasta el Primer By-pass en la Galería del Ríu y subimos desequipando hasta la Sala Escondida, donde comimos. Después topografiamos los escasos metros que faltaban en el Pasu la Nocilla y recogimos el material de desobstrucción que allí teníamos. Tras esto regresamos por la Galería Pisada, desinstalando los pasamanos de ambos extremos, y después nos dirigimos a la Sala 29 de Enero para desinstalar también el pasamanos de acceso al tramo inferior del Arroyo Rojo.
Concluidas todas estas labores, y con las sacas bien cargadas de material, emprendimos el regreso que, como es de comprender, nos tomamos con calma. Llegamos a los coches cansados, pero ¡por fin teníamos material disponible para continuar con la exploración de la Torca'l Prau la Verde!

Así, el día 28 nos dirigimos a la Torca'l Prau la Verde el grupo formado por Gonzalo, Río, Carlos, Darío y el menda, con idea de continuar la exploración allí donde la habíamos dejado y ver si era superable o no la cascada que habíamos oído desde la Ruxidera en la anterior visita. Además, y animados por el resultado de la anterior prueba en la Cueva de la Mina la Verde, teníamos intención de grabar en vídeo el recorrido por las galerías y pozos de la torca.
Ya en la cavidad, se explora la continuidad de la Sala MGR, que conduce a un pozo estrecho que no descendimos, y se modifica la instalación del primer tramo del Pogozo, cuya topo se revisa (en la anterior ocasión el disto nos había dado problemas), lo que amplía su profundidad a los 48 m. Más adelante, superada la Galería Deltoya, se equipan con cuerda los dos resaltes (R4 y R3) del meandro previo a la gatera donde teníamos la punta de exploración; junto al primero de estos resaltes se topografía un P5 paralelo en el meandro. Una vez en la Ruxidera (la punta de exploración) el bramido de la cascada del otro lado era igual de intenso que en la anterior visita. Fue necesario realizar una breve desobstrucción sobre el falso suelo estalagmítico de la gatera para superar el paso, que amplió de inmediato sus dimensiones en una galería que tras un resalte descendente nos deja en otra galería con un curso activo, el cual se desploma por un P10 de sección modesta, formando la cascada que llevábamos rato escuchando. La Galería del Ríu es cómoda, y se puede remontar por unas decenas de metros hasta una amplia poza, que no nos quedó claro si sifonaba por completo. Regresando a la cascada, por encima de ella hay paso hacia otra galería paralela, que comunica con un segundo curso de agua de menor caudal y que a su inicio presenta un pozo estrecho (P5+P7) que es paralelo al de la cascada y que nos deposita aguas abajo de esta en un meandro estrecho. Este meandro progresa por una decena de metros hasta una estrechez que tampoco nos quedó claro si sifonaba por completo. Habiendo cerrado la exploración aguas abajo se explora el segundo curso de aguas, que se remonta hasta otra galería meandriforme, sin solución de continuidad aún habiendo escalado una pequeña cascada.
Habiendo grabado en vídeo todo el recorrido, y una vez completada la topografía de todo este nuevo sector, decidimos que de momento podemos darlo por concluido y que habrá que regresar en condiciones de estiaje al final del verano (y con neopreno). Así pues, salimos desinstalando hasta la base del Pogozo. Sin embargo, antes de salir todavía se explora el tramo ascendente de la Galería Deltoya, superando la escalada que nos detuvo en la anterior ocasión, que da acceso a otra galería, la Galería del Acné, que finalmente cierra tras unas decenas de metros. Sin topografiar esta última galería, emprendemos la salida animados por los descubrimientos de la jornada.

Una vez pasados a limpio los datos de la topo, el desarrollo de la cavidad queda en 396 m. (lo explorado ronda los 600 m.), y el desnivel en -118 m.
Aún a pesar de haber cerrado la vía principal -y más profunda- de la torca, siguen siendo muchas las posibilidad de ir uniendo las distintas cavidades de la zona, que cada vez se encuentran más próximas entre sí.
Seguiremos informando...

Adjuntamos debajo la topo, tal y como se encuentra a día de hoy, y un pequeño avance de nuestras grabaciones en la cueva, vídeo que abarca el pozo de entrada, la Sala MGR y el Pogozo.

Saludos soterraños!




video

lunes, 21 de abril de 2014

De vuelta a la Mina la Verde

Ah.ayádevos, cueveros!

Dando continuidad a los trabajos que venimos desarrollando en Llanes, hemos realizado dos nuevas salidas a la Cueva de la Mina la Verde en las semanas previas a estas fiestas, salidas de las que paso a dar cuenta:

El primero de estos ataques fue el día 5, por parte de Victoria y de quien escribe estas líneas. Y en esta ocasión antes de entrar en la Mina la Verde decidimos revisar y topografiar otra cueva-mina que se encuentra algo más alta (PD-33) y que tan sólo ofrece 16 m. de desarrollo. También revisamos el torcu-mina PD-34, una trinchera de una decena de metros de longitud y dos de profundidad, colmatada por bloques.


Tras esto entramos a la Cueva de la Mina la Verde, donde nos habíamos marcado diversos objetivos, siendo el primero de ellos la topografía de algunos de los ramales de la Sala los Mineros, que concluimos en poco tiempo. Después nos desplazamos hasta más allá del segundo pasamanos, donde topografiamos otro tramo de galería que también estaba pendiente, y finalmente nos dirigimos hasta la galería que arranca por la derecha de la Galería Antolín tras las grandes columnas, que exploramos y topografiamos en su mayor parte dejando dos incógnitas interesantes: un pozo de cabecera estrecha con aproximadamente 15 m. de profundidad, y una gatera barrosa con un leve tiro de aire. Con esto dimos la jornada por concluida y emprendimos el regreso, dejando el desarrollo de la cavidad en 412 m.

Regresamos a la Cueva de la Mina la Verde el día 10, en esta ocasión Gonzalo, Victoria y quien suscribe, con el objetivo principal de explorar el pozo localizado en la anterior salida. Además, ya en la boca se nos ocurrió probar a grabar unos vídeos, a ver qué salía...
Una vez en la cueva, tras superar el segundo pasamanos Gonzalo y el menda descendimos el Pozu de las Lajas para completar la topo y salir desequipando, pues necesitábamos este material para emplearlo más adelante. Sin embargo, una vez llegamos al nuevo pozo a explorar decidimos, ante la estrechez de su cabecera, cambiar de objetivo y explorar primeramente la gatera sopladora.
No tardamos en comprender que quizá no había sido una opción acertada, ya que se trata de una estrechez descendente de una decena de metros, rebozada de un barro especialmente pegajoso, y resultó penoso superarla. Afortunadamente del otro lado el conducto amplió sus dimensiones, con una morfología meandriforme, y al poco trecho ya teníamos una galería de gran altura que de inmediato nos dejó en un pozo ciego de 4 m. Montamos un pasamanos para superar el pozo por arriba, y del otro lado realizamos una trepada de 3 m. para ganar una rampa ascendente que finalmente nos dejó en la cabecera de un pozo amplio. A los seis metros de descenso el pozo presenta una repisa cómoda de la que arranca otro pozo de menores dimensiones, al que estimamos una profundidad de unos doce metros. Nosotros continuamos por la vertical principal, que resultó tener 23 m. y que acaba en un fondo ciego. Se revisó lo que parecía una ventana lateral, que finalmente quedó en nada, y decidimos dar por concluida la jornada y emprender el regreso sin explorar el pozo de la repisa. No obstante aún nos esperaba lo peor, ya que la gatera barrosa en ascenso resultó bastante más complicada que cuando entramos, en descenso. Tras los oportunos cagamentos y juramentos de no volver a cruzar aquella estrechez, decidimos bautizarla el Paso Quismo, ya que cada día nos parece más claro que algo de masoquistas debemos tener los espeleólogos... Afuera nos esperaba una tormenta incipiente, que nos acompañó en la bajada del monte a los coches.
Una vez pasados los datos topográficos el desarrollo de la cueva queda en 467 m, con un desnivel de 44 m (-36/+8). Además el nuevo sector explorado avanza en dirección a la Torca'l Práu la Verde...

Así está la topo ahora:



Y debajo va el resultado de nuestra prueba de vídeo: no ganará un "oscar", pero para tratarse de nuestro primer intento podría haber sido peor...
Saludos soterraños!

video


viernes, 4 de abril de 2014

Exploraciones en El Mazu y La Verde: buenas noticias y mejores expectativas.

Ah.ayádevos, cueveros!

Siguiendo con el buen ritmo de actividad de lo que va de año, hemos realizado otras tres salidas a la zona de trabajo de Porrúa desde que publicáramos el último post, salidas que han deparado buenos resultados y alguna sorpresa que mejora las expectativas de cara a futuro.

El 19 de marzo nos acercábamos (Gonzalo, Victoria y el menda) hasta la Cueva'l Mazu para proseguir con los trabajos de exploración y topo en la cavidad. El objetivo eran las rampas que se encuentran en la Galería del Ríu más allá del Primer By-pass, con intención de abordar alguna escalada. Las trepadas dieron sus frutos y accedimos a un nivel superior que, sumado a los explorados en salidas previas, conforma un enrejado vertical bastante complejo, donde el barro sigue siendo omnipresente. Dejamos equipada una línea de cuerda para acceder desde el río hasta el punto más alto de este enrejado, donde será necesario abordar una nueva escalada (con muy buena pinta, todo sea dicho) para continuar explorando.


El 24 de marzo entramos al Mazu otra vez (Victoria y el que suscribe) para continuar con las labores de topografía de este sector de la cueva, explorando algunas incógnitas pendientes, y cambiando la instalación de cuerda hacia otra vía de ascenso más cómoda y lógica. Como no disponíamos de material para atacar nuevas escaladas, iniciamos después la topo del pequeño enrejado de conductos y rampas barrosas que se ubica sobre l'Enanche. Ya a la salida, también topografiamos la chimenea que en la Sala de Entrada comunica con el exterior, al lado de la boca de acceso habitual.
Con lo realizado en estas dos jornadas, la topo de la Cueva'l Mazu alcanza 3'5 km de desarrollo, fijándose su desnivel en -55 m.

Nuevo sector en la Cueva'l Mazu (detalle del alzado)

El 31 de marzo volvimos a la zona Gonzalo, Victoria y el menda lerenda. Teníamos intención de ir al Mazu nuevamente, pero hacía sol y buen día y sobre la marcha cambiamos de parecer y de objetivo: iríamos a explorar la Torca'l Prau la Verde, cuyo pozo de entrada había descendido Río unas semanas atrás. Así pues, subimos hasta la Mina la Verde, donde teníamos que recoger cuerdas y material, y una vez pertrechados nos dirigimos a la cercana torca. Gonzalo bajó el primero reforzando la instalación, y los otros dos detrás topografiando. El pozo de entrada (P18) nos deposita en una amplia sala (Sala MGR), que en su extremo contrario tiene otro pozo grande (P40, bautizado el Pogozo), como ya nos había comunicado Río.

Pozo de entrada de la Torca'l Prau la Verde
Equipamos con cuerda un par de pequeños resaltes entre ambos pozos, y después el P40, que es de medianas dimensiones en su primera mitad y más tarde se abre al techo de una galería muy amplia. La verdad es que pisamos el suelo de la galería (bautizada Galería Deltoya) con la alegría y la emoción de tener entre manos algo con muy buena pinta, y con la sospecha de que la torca iba a superar en profundidad a la Torca los Resquilones, que hasta el momento era la más profunda de la zona. La  Galería Deltoya progresa tanto hacia arriba (oeste) como hacia abajo (este). Hacia arriba presenta un tramo con gours y finaliza ante un resalte ascendente que habrá que escalar. Hacia abajo continúa un buen trecho con amplias dimensiones, conectando después con otro conducto meandriforme más pequeño, también en descenso y con algún resalte. Finalmente dejamos la exploración en una gatera con tiro de aire (la Ruxidera), tras la que se intuye una nueva vertical por la que oímos caer una cascada. Habiendo topografiado el eje principal de la cavidad hasta algo antes de la Ruxidera, decidimos dar por concluida la jornada, pues no nos quedaba material ni batería en el taladro.

Cadarma de graya
Instalando la cabecera del P40
Una vez pasados los datos de la topo, comprobamos que la punta se sitúa a -92 m, y que efectivamente la Torca'l Prau la Verde se convierte en la más profunda de las exploradas hasta ahora en nuestra zona de trabajo. La cavidad se dirige hacia el este, en dirección a la Cueva de la Mina la Verde y a la Cueva'l Mazu, aunque alejada aún de ambas, como muestran las figuras que se presentan más abajo.


Pues, como queda dicho, buenas noticias y mejores expectativas. Y puesto que por soñar aún no cobran, algunos ya andamos fantaseando con lograr unir estas tres cavidades (el Mazu, la Mina la Verde, y el Prau la Verde) en un único gran sistema... Seguiremos informando.

Saludos soterraños!